DISTRIBUIDORES

* Complete todos los campos

CLUB MAESTRO

* Complete todos los campos

¿Por qué es importante desarrollar las habilidades motoras finas durante la infancia?

Blog Single

Para entender la importancia de desarrollarlas en la infancia, partamos conociendo qué son las habilidades motoras finas: Las habilidades motoras finas son la capacidad de hacer movimientos usando los músculos pequeños de nuestras manos y muñecas. Los pequeños dependen de estas destrezas para realizar tareas importantes tanto en su vida diaria como en la escuela.

Todos usamos las habilidades motoras finas para realizar aquellos movimientos pequeños tan naturales para la mayoría de las personas que por lo general no pensamos en ellos. Pero las habilidades motoras finas son complejas e involucran esfuerzos coordinados del cerebro y los músculos, y se desarrollan a partir de las habilidades motoras gruesas que nos permiten realizar movimientos más grandes.

Hay que resaltar que las habilidades motoras finas no son habilidades específicas del aprendizaje, como sí lo son las matemáticas o la lectura. Pero desarrollarlas tendrá un impacto directo en la capacidad de aprender de nuestros hijos y de demostrar lo que ya conocen. Solo por mencionar ejemplos sencillos: se necesitan habilidades motoras finas para encerrar en un círculo la respuesta correcta de una tarea.

Algunas tareas en las que se necesitan estas habilidades:

  • Vestirse
  • Cepillarse los dientes
  • Sostener un crayón o un lápiz
  • Dibujar imágenes y escribir con claridad
  • Apilar bloques y ensartar cuentas
  • Usar tijeras, reglas y otros objetos

 

¿Qué pasa si mi hijo no está desarrollando estas habilidades al mismo ritmo que sus compañeros de clase?

Primero lo primero: Los niños se desarrollan a diferentes velocidades, pero también es cierto que hay algunos logros que generalmente se alcanzan a determinadas edades. Por ejemplo, a los 5-6 años de edad los niños generalmente pueden copiar formas y letras y dominar el uso del tenedor y la cuchara. Entre kis 8-9 años generalmente sobn capaces de usar herramientas como una regla o tijeras sin frustrarse demasiado.

Hay pequeños que podrían tener continuamente problemas con las habilidades motoras y esto podría ser un signo del trastorno del desarrollo de la coordinación (DCD, por sus siglas en inglés), que también llamado dispraxia. Otras alertas a tomar en cuenta podría ser la dificultad en el aprendizaje de la escritura, también llada disgrafía, que también podría deberse a problemas de motricidad fina.

 

¿Cómo desarrollar las habilidades motoras finas en casa?

Lo cierto es que es difícil identificar dificultades con las habilidades motoras finas en nuestros pequeños. A menudo no se identifican hasta que el niño está en el nido y los maestros los observan. Si bien la terapia ocupacional puede ayudar a mejorar las habilidades motoras finas, existen muchas cosas que podemos hacer para ayudarlos en casa.

1. Amasar y moldear

Motiva a tu hijo a que apriete, estire, pellizque y forme “serpientes” o “gusanos” con masas (Funny Putty, Slime, plastilinas). Incluso puedes hacer que intente cortar plastilina con las tijeras. (Aprende "3 formas de desarrollar la motricidad fina de tus pequeños con el Funny Putty")

2. Pintar

Existen diversas formas de pintar que ayudan a fortalecer la coordinación mano-ojo y la destreza manual de los pequeños. Por ejemplo, pintar con los dedos permite que usen sus manos y se ensucien. Hacerlo con pinceles los ayudará a aprender cómo sostenerlos y así ganar mayor control al usar cualquier otra herramienta.

3. Jugar con esponjas

¡Esta es bastante divertida! Solo necesitas una esponja nueva, un poco de agua y dos recipientes. Llena con agua uno de los recipientes y deja el otro vacío. Que tu hijo humedezca la esponja en agua y después la exprima en el recipiente vacío. Como verásm, es un juego muy sencillo que fortalecerá sus manos y sus antebrazos. 

4. Competencia de arroz

En dos recipientes divide un puñado de arroz crudo. Ten un tercer recipiente vacío a la mano. Dale a tu pequeño una pinza de plástico pequeña y guarda otra para ti. Ahora, que comience el juego: Hagan una competencia para ver quién es el primero en pasar todo el arroz de su recipiente al recipiente vacío, usando las pinzas. Si tu pequeño tiene dificultad porque los granos de arroz son demasiado chicos, puedes hacerlo con cereal en bolitas, con frijoles o con cuentas de bisutería.

5. Jugar con agua

Llena un cuarto de taza con agua. Dale a tu hijo una taza vacía y un gotero. Haz que intente trasladar el agua de una taza a otra usando el gotero. Puedes llevar el juego más allá: dale más tazas a tu hijo, añade colorante de alimentos al agua y hagan un experimento mezclando colores.

6. Jardinería

Aunque la jardinería podría parecer más adecuadas para desarrollar las habilidades motoras gruesas, algunas actividades relacionadas también requieren el control de músculos pequeños. Consigue una maceta con tierra y enséñale a sembrar una pequeña planta en un agujero en la tierra. Esto requiere coordinación mano-ojo y el pequeño necesitará ser capaz de agarrar una pala para cavar, y usar una pinza para agarrar las semillas que va a plantar.

 

Por último, queremos compartir un interesante video del portal Undestood, dedicado a tratar temas relacionados a dificultades de aprendizaje y de atención, donde una experta demuestra cómo enseñar rutinas de cuidado personal a los chicos que tienen dificultades con las habilidades motoras.

Nota: Este video tiene subtítulos en español. Ponga PLAY y vaya a "Settings" en la parte inferior de la pantalla, seleccione “Subtitles“ y haga clic en la opción “Español”. 

 

Fuente: https://www.understood.org