DISTRIBUIDORES

* Complete todos los campos

CLUB MAESTRO

* Complete todos los campos

Actividades y juegos para hacer en familia este verano

Blog Single

Existen gran cantidad de opciones cuando se trata de talleres de verano o vacaciones útiles para niñas y niños: natación, marinera, baile moderno, pintura, deportes, mini cheff, exploración de fósiles, collage, idiomas, pequeños científicos, etc, etc. Todos interesantes, todos divertidos, todos educativos y ninguno gratis. ¿Te imaginas tener llenar todo el día de tus hijos, cinco días a la semana, con talleres de verano?.  Te declararías en bancarrota para finales de marzo. Por suerte no todas las actividades necesitan suceder en algún salón de algún club, colegio o museo, también pueden realizarse en tu sala, comedor, el patio de la casa de los abuelos, o en un parque cerca de donde vives. Lo único que se necesita es tiempo, ganas y una lista de cosas y juegos que puedes hacer con tus niños, y si eres super entusiásta hasta puedes coordinar con otras mamás y así organizar el mejor taller de verano de la historia, en el que no sólo estarás guardando pan para mayo, si no que pasas un tiempo feliz con tus hijos ( de ese que quedan por siempre en su memoria como algo increíble) y seguro que hasta te diviertes un montón. 

Las ganas las pones tú, de las ideas nos encargamos nosotros, sólo tienes que empezar a  jugar.

 

1. Juegos con agua

- Hace calor, calor, calor y lo que más quieren los niños (y los grandes también) es refrescarse en agüita fría. Si tienes un jardín en casa o un patio Watter Proof, la logística es más simple de lo que imaginas y si no es así, seguro hay algún parque o plaza cerca de tu casa donde tus hijos y sus amigos pueden jugar con libertad.

Consigue unas esponjas, córtalas en tiras, amarralas desde el medio y ya tienes unas “bombas de agua” geniales, que (a diferencia de los globos) pueden usarse una y otra vez mientras el cuerpo pida refrescarse.

 

- Carreras en equipo. Con unas esponjas grandes (como esas para lavar autos o las que hiciste para las bombitas), unas bateas y agua, puedes organizar las mejores carreras del barrio. Forma dos equipos (o más) y coloca una batea con agua al inicio y otra vacía lejos de la primera. La idea es cargar la esponja lo más que se pueda y transportar el agua a la batea que está vacía. Al final gana el equipo que llena más y más pronto la batea lejana. también lo puedes hacer con vasitos de esos en los que viene el cereal con yogur (así estamos re usando plástico de un sólo uso).

- Si tus hijos son muy pequeños puedes preparar unos recipientes con agua y algunos objetos que tengan características opuestas, como coladores y vasos,  materiales translúcidos y otros no, etc.  

-También puedes preparar recipientes pequeños con hielos que contengan animalitos plásticos o yaxes gigantes que aparezcan conforme el hielo se derrita.

-Pinta con hielos de colores. Usa colorante de repostería y haz hielitos en una cubeta. No te olvides de ponerles unos palitos de helado para que tengan de dónde sujetar los hielos sin lastimarse con el frío. Unas cuantas cartulinas blancas y listo, una obra de arte de verano.


2. ¿Y si hacemos nuestros propios juguetes?

Aunque todos tratamos de consumir menos plástico u otros materiales que no son amables con el planeta, siempre hay alguna botella o lata a la que le podemos dar una nuevo propósito con un poquito de imaginación. Para esto debes tener en cuenta la edad de tus hijos para tener claro qué parte de cada proyecto pueden realizar ellos con sus manos y en cuáles necesitarán de tu ayuda. 

Pueden construír juntos botes, aviones, autos, castillos mágicos, naves espaciales o ciudades enteras usando botellas,  conos de papel higiénico, cajas, dvds, cinta adhesiva, pegamento, pintura y algunos retazos de tela.

También pueden armar material didácticos partiendo de algunos materiales no estructurados, como objetos para ensartar, trasvasar, construir y así trabajar en la motricidad fina de tus niños. Acá puedes ponerte super creativa y usar ganchos de ropa, tubos de plástico, aros de cortina de baño, cucharitas o tazas medidoras, botellas, tapas de plástico de distintos colores, ligas, latas de leche o fórmula, palitos de helado y cualquier cosa que creas que pueda servir. 

Lo único que necesitas es buscar en internet y vas a encontrar una gran variedad de tutoriales y fotos para estos proyectos.


3. ¡Vamos a cocinar!

A veces olvidamos que nuestros hijos son seres llenos de potencial y habilidades, las que sólo podrán desarrollar de manera oportuna si es que estamos dispuestas a crear un ambiente que facilite ese desarrollo y los rete constantemente. Es por esto que con frecuencia los alejamos de los espacios o actividades que creemos podría resultar en una tragedia, como apuñalarse entre ellos con los cuchillos de pan. Pero guardemos la calma y mantengamos la proporción de las cosas, pues esto no tiene por qué suceder. Participar de la elaboración de los alimentos los hace sentir importantes y grandes (aunque aún sean muy chiquititos) y también los sensibiliza sobre las labores que hacemos a diario por ellos y para todos en la familia.

Pueden escoger juntos una receta por semana para preparar en familia y disfrutarla también. Según los gustos de tus hijos las recetas seguro contendrán ciertos ingredientes, peor este es una buen momento para animarlos a probar esas cosas a las que normalmente les dirían que NO.

-Pizza (anímate a hacer la masa)

-Galletas (hay miles de recetas de todo tipo)

-Marcianos o chups (que viva la fruta)

-Tortas y bizcochos

-Muffins y cupcakes

-Algunos platos tradicionales en los que aprendan a picar unos tomates, deshojar perejil, pelar arvejitas, etc.


5. Juegos de mesa.

Es hora de desempolvar el Monopolio, Ludo, Damas o Ajedrez.  Sentarte a jugar con ellos es más rico de lo que te imaginas y cualquier juego es un pretexto perfecto para hacerlo.

- Exploración artística.

Esto puede suceder en casa o al aire libre. Si estás en tu sala, asegúrate de proteger los muebles para que esta sea una experiencia positiva para tus hijos. También puedes llevar los materiales al parque y aprovechar la naturaleza como motivo de estudio. Los distintos tonos de verde de las hojas, la forma de los árboles o de los pajaritos, son grandes estímulos que pueden ayudarlos a desarrollar su talento y sus cualidades artísticas.

Pueden trabajar con pintura, plumones, lápices, colores, tinta china, crayones, collage, arcilla, tizas y todo lo que se les ocurra. Cada sesión puede tratarse de un material y la mejor forma de usarlo.

 

Si haces una matemática rápida vas a ver que tienes una o más actividades para cada día hasta que vuelvan al cole y si les gusta mucho hacer estos proyectos juntos, pueden extenderlos hasta que se aburran (aunque no suena como algo que vaya a pasar).