DISTRIBUIDORES

* Complete todos los campos

CLUB MAESTRO

* Complete todos los campos

Matemática divertidas: Prepara a tus pequeños para el regreso a clases como jugando

Blog Single

La percepción que tenemos del tiempo es, sin duda, relativa a la vida que vivimos, a las responsabilidades que tenemo y los años que hemos alcanzado. Cuando ibas al cole , cada año era larguísimo, inacabable y en él todo podía suceder, desde hacer grandes amigos en un día, hasta perderlos en un episodio de la clásica piconería de quién no ganó la carrera junto con los dientes de leche que (ante los ojos de los padres) regalan la sonrisa más deliciosa que un hijo jamás tendrá. Y no podríamos decir menos del verano, simplemente mágico con sus tardes de juego que se extendían hasta la noche y haciéndote sentir independiente. Pero ahora que eres grande, posiblemente el año se mide sólo por la cantidad de “fines de mes” que este tiene y las responsabilidades con  las que debes cumplir en cada uno.

Tal vez sea por esto que las vacaciones escolares tienen la particularidad de ser super largas y muy muy cortas todo al mismo tiempo: son tan cortas que cuando menos lo esperas, ya estás haciendo loncheras, poniendo nombre a los polos con tu plumón indeleble, y sudando por la lista de los útiles escolares que te toca comprar este año. Pero al mismo tiempo son tan extensas que tus hijos se olvidan de todo lo que aprendieron durante los meses que pasaron. Y ya, merecen relajarse y no pensar en hacer tareas un rato, pero tampoco quieres que olviden todo ¿no?, sobre todo cuando se trata del pensamiento abstracto y lo común que es que signifique un dolor de cabeza para algunos niños.

Pero no olvides que  los niños aprenden jugando y no memorizando, por lo que sería muy astuto de tu parte  proponer actividades y experiencias que sean divertidas y refuercen los conceptos matemáticos con los que se relacionaron durante el año escolar, sin que estos parezcan una obligación. Así que te proponemos algunos juegos divertidos  que ayudarán a tus hijos a mantener fresco el uso, manejo y disfrute de los números:

Pelotas numéricas.  Este juego consiste en escribir números en una pelota y también en un caja. Coloca otra caja que contenga todas las pelotas numeradas y (lejos de esta) las otras cajas con los números escritos. La idea es que tus hijos lancen las pelotas para encestar  en las cajas del número que corresponda. Sin duda es un juego simple y en el que puedes hacer tu propio material con elementos reciclados.

Círculos y ganchos. Es hora de ponerte creativa, y divertirte mientras trabajas.Para este juego vas a necesitar cartón (puede ser reciclado o nuevo), cartulina, tijeras, goma, plumones permanentes o témpera y ganchos de  ropa de los de madera. Dibuja círculos de cartulina y recorta por los bordes para que quede bien prolijo. Escribe en ellos números del 1 al 9 (si tus niños ya manejan esos números, sigue hasta donde creas que pueden llegar). Pega estos cÍrculos sobre cartón y córtalos con la misma forma   para que sean más fuertes y duren más. Repite lo mismo con signos de suma e igual y con un círculo en blanco para el resultado. Cada número debe tener el mismo color que los ganchos de ropa que lo representan, por ejemplo: si el 1 es azul, deberás pintar 1 gancho de azul. Si el número 3 es verde, deberás pintar 3 ganchos verdes, etc. Cuando tengas listo el material deberás colocar en el círculo en blanco la cantidad de    ganchos del color de cada número que participe en la suma y será muy fácil para tus niños encontrar la respuesta a las operaciones que hagan.

El mercado. Para un niño entender cómo funciona el dinero, parece ser una labor complicada. No logran comprender totalmente la dinámica del mundo de las compras, las ventas, los vueltos,etc. pero si lo proponemos como un juego, seguro dejará las cosas más claras.  Pueden hacer juntos una pequeña tiendita, usando los envases vacíos de algunos productos como leche, yogurt, o lo que mas les guste comer en casa, y con cajas y tapitas hacer una registradora para guardar el dinero. Necesitarán billetes y monedas que pueden ser hechos de cartón, papel y bastante imaginación e incluso unas bolsas de tela con dibujos hechos por tus hijos. Este es un buen momento (si su edad lo amerita) para usar la calculadora de manera provechosa.

Números de cartulina. Es hora de cortar y escribir. Usa cartulinas de los colores que más te gusten y córtalos en pequeños cuadrados de aproximadamente 5cm. x 5cm. ( es una sugerencia, el tamaño y la forma son tu decisión). Escribe todos los números que quieras y los signos de suma, resta, multiplicación e igual, para que puedan hacer muchas operaciones matemáticas mientras juegan con los colores que más les gustan. Busca un taper o un pomo de boca amplia para guardar el  material que hagas con ellos.

Palitos.  Entender las unidades y decenas no es una tarea fácil, pero con material concreto puede ser mucho más divertida. Busca palitos de helados y un poco de témpera. Pinta de un color los palitos que serán las decenas y para las unidades córtalos por la mitad y píntalos de otro color, así será muy evidente que  las unidades son más pequeñas que las decenas. Usa tus número de cartulina y propón números que deberán armar con los palitos, por ejemplo el 35: 3 palitos enteros (que representan las decenas) y 5 palitos pequeños (que representan las unidades.

Material concreta. Como ya mencionamos, el material concreto ayuda a entender el mundo abstracto de los número, por lo que puedes usar pallares, frejoles, tapitas de colores, conchas, ramitas, palitos, cucharitas, canicas, papel, tela o madera para ayudarlos a entender los número.


Como ves no es complicado y estás trabajando la concentración, la creatividad, la motricidad gruesa y fina y alimentando sus conocimientos al mismo tiempo que fortaleces su rendimiento académico y claro,  pasan tiempo juntos. Sólo tienes que ponerte creativa y echarle ganas.